Libro impreso a mano en serigrafía 
1 tinta
 20 x 20 cm 20 páginas 200 copias firmadas y numeradas Editado por @ferianimia y @estoy.chocho encuadernación por @coquito_estudio_taller y @libertinacuadernos . “Me entusiasmé muchísimo cuando me preguntaron si quería escribir algo para el libro porque sabía que iba a ser un viewmaster de recuerdos. Intento calcular cuántos flynn paff debo haber comido, miles, nunca vibré tan alto como cuando comía esos veinte por un peso. Es imposible no entrar en un paleteo de anécdotas con cada dibujo, todo el tiempo es "uuuh, ¿te acordás?", como si estuviera hablando con una amiguita del barrio. Me acuerdo cómo se sentía la textura del traje de la barbie sirena, era dorado espectacular, no entendía si quería ser sirena, un pez o me gustaba barbie, una confusión bárbara. En los bolsillos del guardapolvo entraban varios paquetes de pipas, las iba comiendo a escondidas en clase y todo terminaba siendo un enchastre de cascaritas y sal. Siempre había algo en situación de enchastre, pero no tenía tiempo de ocuparme de eso, tenía veinte minutos de recreo para escuchar el cassette de Britney, jugar al elástico y ver qué era ese juguete nuevo con la pantallita, el tamagotchi. Gracias "Surtido Variedad" por recolectar estos tesoros de plástico, brillo y tutti frutti, son de una sensibilidad y ternura que quiero tener siempre cerca mientras todo lo demás avanza…” - Flo Meije @flomeije

Surtido Variedad - Jazmín Varela

$1.500
Surtido Variedad - Jazmín Varela $1.500
Libro impreso a mano en serigrafía 
1 tinta
 20 x 20 cm 20 páginas 200 copias firmadas y numeradas Editado por @ferianimia y @estoy.chocho encuadernación por @coquito_estudio_taller y @libertinacuadernos . “Me entusiasmé muchísimo cuando me preguntaron si quería escribir algo para el libro porque sabía que iba a ser un viewmaster de recuerdos. Intento calcular cuántos flynn paff debo haber comido, miles, nunca vibré tan alto como cuando comía esos veinte por un peso. Es imposible no entrar en un paleteo de anécdotas con cada dibujo, todo el tiempo es "uuuh, ¿te acordás?", como si estuviera hablando con una amiguita del barrio. Me acuerdo cómo se sentía la textura del traje de la barbie sirena, era dorado espectacular, no entendía si quería ser sirena, un pez o me gustaba barbie, una confusión bárbara. En los bolsillos del guardapolvo entraban varios paquetes de pipas, las iba comiendo a escondidas en clase y todo terminaba siendo un enchastre de cascaritas y sal. Siempre había algo en situación de enchastre, pero no tenía tiempo de ocuparme de eso, tenía veinte minutos de recreo para escuchar el cassette de Britney, jugar al elástico y ver qué era ese juguete nuevo con la pantallita, el tamagotchi. Gracias "Surtido Variedad" por recolectar estos tesoros de plástico, brillo y tutti frutti, son de una sensibilidad y ternura que quiero tener siempre cerca mientras todo lo demás avanza…” - Flo Meije @flomeije